Foto temporada 87-88

Temporada 1987 - 1988

Sevilla vio hecho realidad su sueño de contar con un equipo profesional de baloncesto en 1987, tras lo cual tocaba configurar un plantel de garantías, ya que el ascenso a la ACB se vislumbraba como el objetivo ineludible. La labor de construir el primer Caja de la historia recayó sobre José Luis Sáez, entonces presidente de la Federación Andaluza de Baloncesto y en la actualidad de la Federación Española.

Para dirigir el banquillo sevillano se pensó en Arturo Montequi, técnico vallisoletano que por entonces entrenaba al Kelia sevillano y que, de hecho, se quedó dos años antes al borde del ascenso a Primera B con el proyecto liderado por Luis Armengou. El base Quique Azcón procedente del Mataró, el pívot Toño Martín, del Clesa Ferrol, y el escolta Javier García, del Caja de Ronda, fueron los primeros en llegar y en ello tuvo mucho que ver Arturo Montequi.
Les acompañaron el pívot Terry White, que llegaba desde el Hapoel israelí aunque era conocido en España al haber pasado por el Caja de Álava; el ala-pívot Mark Crow, procedente del Pescara italiano; el base Paco Velasco, formado en el Real Madrid y llegado del Clesa Ferrol; Ruiz Monsalve, un ‘cuatro’ también formado en la cantera del Real Madrid; y José Pedro Vicente (alero), Manuel Carrasco (alero), Diego Gallardo (escolta) y Luis Enrique (pívot), jugadores formados en el baloncesto sevillano procedentes principalmente del ya mencionado Kelia.
Veintiocho equipos componían la Primera División del baloncesto nacional, en la que sólo dos tendrían derecho a ascender a ACB y otros ocho podrían ‘retroceder’ a la Segunda División. El conjunto sevillano comenzó su andadura liguera con tres derrotas que, sin embargo, no aplacaron el ánimo del equipo.
Arturo Montequi anunció sorpresivamente su dimisión por cuestiones personales, siendo suplido por Leonardo Chaves, quien curiosamente dirigió desde el banquillo la primera victoria del equipo en su debut en el baloncesto nacional. El 23 de septiembre de 1987, el Caja San Fernando sumó su primera victoria en competición oficial, concretamente ante el Feiraco CAB (97-74).
Tras la primera etapa fugaz de Leonardo Chaves, Ramón Etchamendi, ex seleccionador uruguayo, se hizo cargo de encarar el reto del ascenso. Pese a la inconstancia en el banquillo, el plantel cajista logra finalizar la primera vuelta en la quinta plaza. Sin embargo, cuando estaba a punto de arrancar la segunda fase liguera, el preparador uruguayo presentó su dimisión por problemas de salud. Leonardo Chaves, por segunda vez, se hizo cargo del equipo y ya no abandonaría la dirección del banquillo hasta final de temporada.
El Caja San Fernando superó con solvencia la primera fase de la competición y logró clasificarse para los playoff de ascenso, despidiéndose de las posibilidades de alcanzar la máxima categoría tras caer ante el Mayoral Maristas malagueño por 76-92 en un encuentro celebrado en San Pablo el 4 de mayo de 1988. La primera travesía del proyecto baloncestístico sevillano se quedó a las puertas de lograr su meta, pero seguramente la experiencia sirvió para que el siguiente ejercicio se partiera con mayor conocimiento de la competición. Terry White se convirtió en un personaje en la capital hispalense, la primera estrella del básket que paseaba por España la camiseta cajista. Dejó huella por su talento y extroversión, y sin duda se convirtió en reclamo para un deporte que crecía por días en Sevilla.

Foto de equipo temporada 88-89

Temporada 1988 - 1989

Después del fallido intento de la anterior, la temporada 1988-89 se iniciaba con la consigna ineludible del ascenso. La Caja San Fernando mantuvo su respaldo al proyecto, que seguió comandado por José Alberto Pesquera, un técnico formado principalmente en Valladolid al lado de su hermano Mario y que conocía la categoría después de haber dirigido durante cuatro campañas al Tizona Burgos

En manos del leonés se puso una plantilla sólida y casi completamente distinta a la primera del club. Javier García El Caballo fue la única pieza que se mantuvo de la campaña anterior. A él se unieron los hermanos López, Leo y Quique, de origen uruguayo y que habían llegado a debutar en la primera campaña; el malogrado jugador sevillano Juanfra Garrido; y a ellos se unieron jugadores de consumada experiencia tanto en ACB como en 1ªB. Chus Llano, que permaneció siete temporadas en el club; o Miguel Ángel Morate, posterior director deportivo del primer equipo durante muchas campañas; fueron algunos, al igual que el base Aitor Zárate, un clásico de la liga.
La solvencia económica del proyecto permitió que el jugador franquicia fuera Abdul Jeelani, un ex NBA que la anterior campaña había logrado el ascenso con el Askatuak. Y el Caja decidió mudarse a Amate, un pabellón mucho más cerrado y pequeño que San Pablo donde firmó algunos encuentros memorables.
Con un nuevo formato de liga con 16 equipos, la primera fase los enfrentaba a todos y posteriormente los ocho primeros se jugarían las dos plazas de ascenso. En medio de un contexto de irregularidad deportiva, el Caja acababa la primera fase en desventaja de campo respecto a sus principales enemigos en el playoff de ascenso.
El primer cruce, ante el Lagisa Gijón, se puso de cara con victoria a domicilio por 14 puntos, luego desvirtuada por la derrota por uno en Sevilla. El primer escalón había que subirlo en tierras asturianas. Y ahí surgió la magia del pívot convertido al Islam. Con el choque empatado a 78 a falta de pocos segundos, Jeelani cogió un rebote y le hicieron falta. El 1+1 lo convirtió en dos puntos que ya no tendrían réplica local.
La eliminatoria definitiva llegaría a cinco partidos, ante un debutante en la competición, el Syrius Patronato, comandado por el legendario Essie Hollis. El Caja se anotó los dos primeros encuentros en Sevilla y el tercero, en cancha balear, se rodeó de un ambiente de mucha tensión que no afectó demasiado al equipo. La experiencia del bloque y la calidad de Jeelani se apoyaron en un encuentro casi perfecto de Miguel Ángel Morate para poner a la capital hispalense en el mapa del baloncesto español. El club cumplía todos los requisitos económicos solicitados por la ACB, por lo que semanas después ingresaba entre los mejores.

Foto de la plantilla de la temporada 89-90

Temporada 1989 - 1990

En septiembre de 1989 se hizo realidad el sueño de un equipo sevillano en la élite del baloncesto. El primer proyecto deportivo en la ACB mantuvo su esqueleto y continuó bajo la dirección de José Alberto Pesquera, que debutaba en los banquillos de la máxima competición.

Entre las incorporaciones destacó la del base Javier ‘Chinche’ Lafuente, formado en la cantera del Estudiantes y procedente del Caja Bilbao. En sus cinco temporadas, Lafuente se convirtió en referente de un equipo que consolidó su presencia en la ACB.
La liga volvió a los dos americanos, llegando Dan Bingenheimer (más conocido por Bingo) y el ex NBA John Stroeder. El primero acabaría siendo la piedra angular del equipo durante tres temporadas. Por el contrario, Stroeder fue suplido pronto por Pat Durham, cuyo debut coincidió con la primera victoria (77-69 al Ourense).
Durham participó en el mejor partido de la temporada y para algunos de la historia en San Pablo, el triunfo ante el entonces invicto Fórum Valladolid en la prórroga, forzada por un triple sobre la bocina de Javier García. Bingenheimer hizo 35 puntos por los 44 de Sabonis. Aun así Durham no era un ‘cinco’ y salió para que llegara Darrell Lockhart, el extranjero que más veces ha vestido la camiseta cajista y el jugador que más puntos y rebotes ha logrado en el Caja en su historia. Lockhart debutó el 3 de diciembre de 1989, el fatídico día en que se marchó para siempre Fernando Martín.
El formato de competición se dividió en tres fases y el mal comienzo hizo que el equipo pasara a una segunda de ocho equipos con rivales importantes de la ACB. Sin embargo, la conexión Lockhart-Bingo ayudó a que acabara quinto, a un paso de luchar por el título, y lo remató con un playoff para jugar la siguiente campaña entre los 12 primeros, la entonces llamada A-1.
El rival volvió a ser el Mayoral Maristas, el mismo de la primera temporada en la lucha por el ascenso. Pese a debutar con derrota (78-75), el Caja se impuso por 1-3 en una eliminatoria que contemplaría el debut de Raúl Pérez, el único jugador que tiene retirado su dorsal número 9 en el techo de San Pablo. El de Carmona se bautizó con una buena actuación sin fallo en los tiros libres en los tres primeros encuentros. Sus números en esos cuatro choques fueron impropios de un debutante, pero daban idea de lo que aún tendría que dar a la entidad.

Plantilla de la temporada 90-91

Temporada 1990 - 1991

El Caja San Fernando afrontó su segundo año en la élite del baloncesto nacional con José Alberto Pesquera dirigiendo el equipo por tercera campaña consecutiva. El bloque sufrió escasas modificaciones, repitiendo Bingo y Darrell Lockhart como pareja de americanos y cerrándose las incorporaciones del base Toño Llorente y del escolta Quino Salvo. Completaban el plantel Javier García, Raúl Pérez, Chus Llano, Javier Lafuente, Miguel Ángel Pou y los júniors Benito Doblado, José María Fernández y Álvaro Rodríguez.

Un total de 24 equipos disputaban la liga ACB, de los cuales los 16 primeros obtendrían el pase a los octavos de final, mientras que los 8 últimos clasificados tendrían que jugar un playoff de descenso. El conjunto sevillano completó la fase regular de la liga con un total de 15 victorias (en 34 jornadas) que le valieron para evadir la fase de descenso y obtener el pase para los octavos de final, donde resultó emparejado con el FC Barcelona. 
La eliminatoria se disputó a doble partido. El primero de ellos en el Palau Sant Jordi, el 3 de abril de 1991, con el Caja San Fernando como primer equipo español que pisaba en competición oficial el pabellón construido de cara a las Olimpiadas de Barcelona’92. El choque se cerró con derrota cajista por 96-79. 
En el de vuelta, disputado en el Palacio de Deportes San Pablo, el plantel hispalense puso las cosas difíciles al FC Barcelona de Bozidar Maljkovic, que tuvo que tirar de todos sus recursos para acabar imponiéndose (76-86).
Tras caer eliminado en los octavos de final, el Caja pasó a disputar un play out, fase de clasificación diseñada para dilucidar los puestos del noveno al vigésimo y en la que el conjunto sevillano habría de disputar cuatro partidos, dos contra Júver Murcia y dos contra Huesca.
El enfrentamiento con el equipo levantino se saldó con un 2-0 para los cajistas (90-70 y 84-99), mientras que la eliminatoria ante los aragoneses se cerró con una victoria para cada uno de los equipos (90-82 en Huesca y 96-77 en Sevilla). Con un balance de tres triunfos y una derrota, el Caja San Fernando puso punto y final a su segunda temporada en la ACB en una más que meritoria 12ª posición.

 

Plantilla de la temporada 91-92

Temporada 1991 - 1992

La campaña 1991-92 arranca con José Alberto Pesquera como primer entrenador del Caja San Fernando por tercer año consecutivo. La pareja de americanos, Lockhart y Bingenheimer, se mantiene como el pilar básico de una estructura que cada vez parece más sólida.

Salen dos jugadores, Toñín Llorente y Javier García, y se consuman los fichajes de Carlos Montes, que llega procedente del Estudiantes; Carlos Sánchez Pastor, joven base llegado del Cartagena; y el júnior sevillano Javier Muñoz, pívot que el año anterior estuvo jugando en el Ed White High College de Florida. 
Tras dos temporadas disputando principalmente sus encuentros como local en el pabellón de Amate, el Caja San Fernando alcanza un acuerdo con el consistorio hispalense para alojarse definitivamente en el Palacio Municipal de Deportes San Pablo, donde hasta el momento sólo se habían celebrado las citas de especial relevancia.
La ACB mantiene la estructura de competición de la temporada anterior, con 24 equipos que disputan una liga regular de 34 jornadas, clasificándose 16 para unos playoffs por el título u octavos de final y teniendo los ocho restantes que jugar la promoción para evitar el descenso. Además, los equipos eliminados en los playoffs por el título pasarían a competir en el play out, eliminatorias para dilucidar los puestos medios de la clasificación.
Un total de 14 victorias en las 34 jornadas de la fase regular evitaron que el plantel de José Alberto Pesquera se viera obligado a promocionar para evitar el descenso. Muy al contrario, los hispalenses lograron clasificarse para el playoff por el título, donde se cruzaron con un Montigalá Joventut que resolvió la eliminatoria a doble partido con dos contundentes victorias (95-71 y 74-92).
El Caja resultó encuadrado en el play out junto a Caja de Ronda y OAR Ferrol. El primer partido, ante los malagueños en San Pablo, contó con el importante hándicap de las ausencias de Lockhart y Bingo, el primero de ellos debido a un viaje a Estados Unidos por la muerte de un familiar, y el segundo por una fascitis plantar que ya le hizo perderse el encuentro ante el Joventut y que le obligaría asimismo a ser baja en el segundo choque del play out ante los gallegos. Ambos encuentros se saldaron con derrota cajista, el primero por 79-89 y el segundo por 87-70.
El Caja San Fernando completó la temporada con victoria a domicilio ante el Caja de Ronda (79-91) y con derrota en casa ante el OAR Ferrol por 87-90. A pesar del sinsabor del último encuentro, el balance de la campaña resultó favorable, por cuanto se materializó el objetivo de la permanencia en la ACB por tercer año consecutivo.

Plantilla de la temporada 92-93

Temporada 1992 - 1993

La ACB aprueba la llegada de un tercer extranjero y el Caja se refuerza con el ala-pívot Darryl Middleton, que venía de ser MVP de la ACB con el Valvi Girona. Además, engrosan las filas del equipo otros dos extranjeros de garantía, el legendario tirador Brian Jackson y el ya conocido Darrell Lockhart, que forman un buen cóctel de puntos, regularidad y experiencia. José Alberto Pesquera inicia su quinta temporada dirigiendo al Caja San Fernando.

El equipo empieza la liga con fuerza, con tres victorias en los primeros cuatro partidos, incluido el histórico primer triunfo ante el Real Madrid en San Pablo, 78-69, con 28 puntos de Jackson y 27 de Middleton. Una racha de nueve victorias seguidas entre noviembre y diciembre ayuda a que el equipo se clasifique para la fase final de la Copa del Rey por primera vez en su historia. El Madrid se tomó cumplida venganza en cuartos de final y acabaría levantando el trofeo en La Coruña.
El Caja continuó con cierta irregularidad, con altos y bajos pero siempre en las posiciones nobles de la tabla. Destacó un espectacular partido ante el Argal Huesca, que el equipo ganó por 98-110. Middleton hizo 36 puntos y 50 de valoración. La anécdota del partido fue de ‘Chinche’ Lafuente, que anotó un triple en su propia canasta intentando salvar un balón. El Caja ganó sus tres últimos partidos de la fase regular, incluyendo una buena victoria ante el Unicaja Mayoral en Málaga (73-84), para acabar quinto con un récord de victorias de 19-12.
El playoff de octavos -a tres partidos- era crucial para sellar la clasificación para competiciones europeas y el equipo no defraudó ante un rival correoso como el Festina Andorra de ‘Joe’ Llorente, Josep María Margall, Dan Godfread y ‘Piculín’ Ortiz. Hasta seis jugadores anotaron 10 puntos o más en el primer choque, en el que una contundente victoria por 84-66 puso al equipo a un paso de los cuartos de final.
Sin solución de continuidad, el equipo remató la faena en Andorra, 76-80, con 19 puntos de Jackson y Carlos Montes. El Estudiantes Caja Postal de Ricky Winslow, Alberto Herreros y John Pinone fue el rival en cuartos. Tras cosechar una derrota en el primer partido (84-77), el Caja empató la serie con una brillante victoria en San Pablo, 79-75, en el que el trío americano Jackson-Middleton-Lockhart sumó 55 puntos entre los tres. El Caja dio guerra en el tercer partido, pero fue Estudiantes quien se clasificó para semifinales, 97-86. Middleton se proclamó MVP de la ACB por segundo año consecutivo.
El equipo finalizó quinto en la liga y consiguió con ello clasificarse por primera vez en su historia para una competición europea: la Copa Korac. Las claves del éxito fueron, en primer lugar, la acertada política de fichajes; y en segundo, el sistema de competición, que favoreció al Caja en la primera fase, ya que al proceder de la serie A-2 se enfrentó más veces a los débiles en las 31 jornadas de liga regular.

Plantilla de la temporada 93-94

Temporada 1993 - 1994

Con los billetes para Europa en el bolsillo, el Caja apuesta fuerte para seguir subiendo peldaños en la clasificación ACB. Mantiene el trío foráneo e introduce dos refuerzos nacionales de buen nivel: Nacho Azofra y Javier González. Al frente del equipo continúa, por sexta temporada consecutiva, el leonés José Alberto Pesquera.

La temporada fue un tanto irregular, marcada por la no clasificación para la final a ocho de la Copa del Rey, celebrada precisamente en Sevilla. El OAR de Ferrol eliminó a los hispalenses en una eliminatoria previa a doble partido, ganando ambos choques por una mínima diferencia (66-64 y 64-65) y dejando al equipo sin el caramelo copero.
El equipo respondió mejor en la liga ACB, que inició con dos victorias a domicilio ante Banco Natwest Zaragoza y Taugrés. La temporada tendría luces y sombras, pero ningún partido fue más espectacular que el Caja San Fernando-Fórum Valladolid, celebrado la mañana del 6 de Febrero de 1994. Jackson se fue hasta los 40 puntos, aún récord de anotación individual del club en la ACB, consiguiendo 30 antes del descanso. Su duelo de pistoleros contra el mítico Oscar Schmidt, que acabó con 31 puntos, aún es recordado. Una convincente victoria ante el Barcelona (98-84), con 26 puntos de Middleton y 24 de Jackson, ayudó a que el Caja finalizase la temporada regular con un récord de 14-14. 
El Taugrés de Manel Comas sería su rival en el playoff. En un partido previo para determinar la ventaja de campo, el Caja arrasó al Taugrés (114-87). La serie a tres partidos fue muy disputada. Una canasta de Lockhart a tablero decantó el primer partido del lado del conjunto cajista, que acabó ganando 78-73. Pese a que el Taugrés ganó el segundo partido en Vitoria (80-70), el Caja resolvió en el choque definitivo con una convincente victoria (84-72). Jackson dio otra exhibición y llegó hasta los 30 puntos.
El Caja volvía a cuartos de final y se enfrentaba de nuevo al todopoderoso Barcelona. El primer partido en el Palau Sant Jordi fue uno de los más vibrantes de la historia del club. Con 74-73 y sin tiempo en el reloj, Middleton tuvo la ocasión de dar al Caja una histórica victoria, pero sólo metió uno de sus dos tiros libres. Jackson falló al final de la primera prórroga con 83-83 y al final el Barcelona se llevó la victoria (97-92) tras 50 intensísimos minutos. El segundo partido no tuvo historia, ya que el Barcelona arrasó en San Pablo (79-100). 
El equipo pagó su inexperiencia en la Copa Korac, en la que Lockhart no participó por restricciones de jugadores extranjeros (dos por equipo). El Caja superó las rondas previas con nota, ganando los dos partidos de cada serie ante al Aveiro Esgueira portugués y el Hapoel Herzliya israelí. La fase de grupos fue otra historia, ya que el Caja tuvo que batallar contra dos equipos muy poderosos que acabarían clasificándose.
El PAOK de Salónica de Savic, Walter Berry y Prelevic acabaría ganando la competición aquel año; el Adecco Milano contaba con Sasha Djordjevic, Zan Tabak (posteriormente, segundo técnico cajista), Antonello Riva y Dino Meneghin; llegando a semifinales. El Caja perdería sus seis partidos, pero cuatro de ellos por cinco puntos o menos y el club tuvo la oportunidad de competir de tú a tú contra equipos top en Europa. El equipo fue sexto en la ACB y se clasificó de nuevo para la Copa Korac, culminando así una exitosa campaña que iniciaría la primera gran época dorada del Caja San Fernando.

Plantilla de la temporada 94-95

Temporada 1994 - 1995

La calidad de la nueva plantilla y la seriedad de la planificación convierten al equipo cajista en uno de los clubes fuertes de la liga.

Un año más, José Alberto Pesquera continúa entrenando al equipo, que tendrá como objetivo compaginar con acierto la Copa Korac y la liga, así como la aspiración a entrar en los playoffs y seguir potenciando la afición en Sevilla, que poco a poco comenzaba a seguir más de cerca al Caja San Fernando.
El cambio es radical: Lockhart deja el equipo siendo aún hoy en día el extranjero más importante de la historia del club, mientras que Middleton acepta la oferta del FC Barcelona. El Caja apuesta por dos jugadores interiores que conocían la liga, Granger Hall y Dan Godfread, para complementar a Jackson. Hall era -y es- el máximo reboteador de la historia de la liga, un tipo extrovertido con una peculiar técnica de tirar tiros libres que involucraba al público, que cantaba “uno, dos, tres” en los tres botes que daba el americano antes de lanzar. Godfread hizo una temporada muy sólida, dando un clínic de cómo tirar semiganchos en el poste y mostrando su buena mano desde media y larga distancia. Jackson y Hall habían jugado varios años juntos en Huesca con un gran rendimiento. 
El equipo empieza la liga ACB como un tiro, ganando seis de sus siete primeros partidos. Tuvo especial mérito la victoria a domicilio ante el Real Madrid (75-82), en la que Godfread mostró sus credenciales con 25 puntos y 9 rebotes. Pese a su prometedor inicio, el Caja no consigue clasificarse para la fase final de la Copa del Rey, llegando al ecuador de la liga regular con un récord de 9-10. Recupera el ritmo en el inicio de la segunda vuelta, enlazando cuatro victorias a domicilio seguidas ante Taugrés, Huesca, Breogán Lugo y Barcelona (primer triunfo cajista a domicilio ante el gigante blaugrana).
Jackson y Godfread hicieron 24 puntos cada uno en la victoria ante el Taugrés (91-95). Godfread consiguió 18 puntos y 10 rebotes ante el Barcelona, que le ficharía al final de esa temporada. Con un récord de 17-13 y tres partidos seguidos en casa, el Caja parece muy cerca de los playoffs. No obstante, el equipo sólo conseguiría dos victorias en los últimos ocho partidos, completando la fase regular en décima posición con un récord de 19-19. 
La temporada en la Copa Korac, con Godfread y Hall en pista y Jackson descartado por cupos de extranjeros, fue bastante más sólida que la anterior. El equipo supera dos rondas previas sin problemas ante el Pepinster belga y el Ratiopharm Ulm alemán, ganando los cuatro partidos. Sus rivales en la fase de grupos serían el Panionios griego, el Dynamo de Moscú ruso y el Trieste italiano, con el que se la jugaría a un partido a vida o muerte en la última jornada.
Pese a dominar la mayor parte del choque, un estratosférico triple de Steve Burtt fuerza la prórroga in extremis y el Trieste acaba ganando 100-91. Godfread consigue 26 puntos, Hall hace 18 y Benito Doblado se va hasta los 17, pero los 38 tantos del imparable Burtt y los 16 rebotes de Kevin Thompson pesan más. El Caja es finalmente tercero con un récord de 2-4. 
Tras seis años al frente del Caja, Pesquera dejó la dirección del equipo con el club completamente asentado en ACB. Temporada tras temporada, el equipo fue consiguiendo un poquito más que el año anterior, pero había llegado el momento de un relevo. Pesquera seguiría en el club como director técnico y tras una temporada de transición, el Caja daría un gran paso adelante en la temporada 1995-96.

Plantilla de la temporada 95-96

Temporada 1995 - 1996

Alexander Petrovic toma el relevo de José Alberto Pesquera y rápidamente se mete en el bolsillo a la afición sevillana. Hasta seis hombres llegaron a Sevilla, entre ellos los tres extranjeros.

Pero sería uno de ellos, precisamente, el que diera la primera sorpresa negativa del año: el alero Dyron Nix, que se lesionó gravemente y tuvo que ser sustituido por Marvin Alexander. El reboteador Kidd y el base Anderson formarían el dúo sobre el que giraría el juego del Caja San Fernando. El exjugador del Pamesa Barros, el pívot Almeida y el base Soler completaron una plantilla que mantuvo a tres clásicos del conjunto sevillano: Pérez, Montes y Doblado. 
La filosofía de Petrovic se vio desde el primer momento: había que ofrecer espectáculo con un juego atractivo y vistoso, pero  a la vez efectivo y eficaz. Los entrenamientos duraban exactamente lo mismo que un partido y el técnico balcánico nunca paraba para dar instrucciones o hacer alguna corrección con el fin de no cortar el ritmo de juego. La dureza de los ensayos curtió a los jugadores para afrontar con garantías los partidos más físicos.
La lesión de Marvin Alexander fue el punto de inflexión. Lejos de venirse abajo por un nuevo golpe del destino, ‘Asa’ Petrovic se fijó en un pívot de 1.98 de 24 años de edad que jugaba en el Caja de la EBA. Se llamaba Richard Scott y nadie podía imaginar que estaba llamado a hacer historia en el club sevillano. En su partido de debut, mete 20 puntos y captura ocho rebotes. En el segundo ante el Joventut, anota 35 con un porcentaje del 73% en el tiro y una valoración de 39 puntos. Fue el MVP de la jornada en la ACB. No había ninguna duda. Era el nuevo 4 titular del Caja y pieza fundamental de un glorioso futuro.
La batería ofensiva del Caja dio un salto de calidad: la eficacia desde el perímetro de tiradores solventes como Pérez o Doblado se conjugaba a la perfección con la defensa de Montes, la fuerza del juego interior encarnada en Kidd y Scott y con un director de orquesta letal: Mike ‘Magic’ Anderson, que era capaz de penetrar hasta la cocina y meter canastas imposibles ante Dueñas o Mikhailov.
El subcampeonato de liga conquistado le daría la razón a Petrovic en su apuesta por el juego valiente. Antes de plantarse en la final ante el Barça y pese a la lesión de Scott, fue capaz de eliminar al Real Madrid de Arlauckas, Laso y Savic en un playoff al mejor de tres partidos (2-0) gracias a una zona 2-3 que funcionó como un reloj suizo y que bloqueó las ideas de Antúnez y compañía. Y, posteriormente, el Caja se deshizo del TDK Manresa de Creus en cinco emocionantes encuentros, ganando el último a domicilio (73-86). El equipo sevillano llegó muy cansado a la final, ya que sólo pudo descansar 36 horas antes del primer partido en Barcelona, pero perdió los tres encuentros por escaso margen (78-68, 101-95 y 89-93). Con ello, además, el conjunto cajista tomó rumbo directo a Europa.

Plantilla de la temporada 96-97

Temporada 1996 - 1997

El Caja San Fernando vive una de sus temporadas más grandes. Con la Euroliga en el horizonte, el equipo de Petrovic realiza una importante reestructuración con la llegada de siete hombres nuevos: Dani Pérez, Rafa Monclova, Tom Garrick, César Arranz, Steven Carney, Tellis Frank, Nacho Romero y James Lee Donaldson.

Este último jugó 14 años en la NBA, siendo importante en los Dallas Mavericks de los años 80, pero llegó al Caja con 39 años de edad y muy tocado físicamente, por lo que no pudo ayudar demasiado al equipo sevillano en su periplo europeo.
Al técnico croata se le acumulaban los retos. Petrovic debía conjuntar a sus hombres lo antes posible y el cansancio de disputar varias competiciones a la vez podía pasar factura, como de hecho ocurrió. Sin embargo, el orgullo de subcampeón apareció en los momentos más apropiados. Como en los cuartos de la Copa del Rey ante el Festina Joventut. Los dos mejores bases de la historia del Caja frente a frente: Anderson vs Turner, que por aquel entonces vestía todavía la camiseta verdinegra. Los hombres de Alfred Julbe salieron fuertes y se las prometían felices, pero los triples de Raúl Pérez (4 de 7) y Doblado (3 de 6) igualaron la contienda y pusieron por delante al conjunto sevillano. Pero, gracias al dominio en el rebote de Tanoka Beard y a la intensidad de Espinosa, la Penya forzó la prórroga para imponerse finalmente por nueve puntos (97-88) y conquistar el título tres días después.
Pero la gran ilusión de la familia cajista se concentraba en la Euroliga. El primer rival era de los mejores del continente: el Partizán de Belgrado. Petrovic reunió a los suyos y la arenga prepartido fue antológica. Centró su ‘speech’ en la rivalidad histórica con la Cibona, en la Guerra de la antigua Yugoslavia y, como no podía ser de otra manera, en el legado de su hermano Drazen. Aquella charla marcó tanto a sus chicos que consiguieron la primera victoria de su historia en Euroliga (72-67) el 19 de septiembre de 1996 ante un San Pablo entregado. Los triunfos en casa ante MBK Dynamo (91-61) y Kinder Bolonia (72-64) clasificaron al Caja para la siguiente fase, unidos a la inolvidable victoria (66-72) en el Pionir de Belgrado, con los jugadores corriendo para salir del pabellón. En la segunda dio buena cuenta del Smelt Olimpia (81-76 y 67-70) y del Asvel Villerubanne en casa (91-68). Era la primera vez que un debutante en Euroliga se plantaba en los octavos de final. En ese playoff al mejor de tres encuentros, el Teamsystem Bolonia impuso su mayor experiencia en los minutos finales ante un Caja San Fernando que tuvo opciones de victoria en los dos choques (73-70 y 75-79).
La temporada pasó la factura de las dos competiciones. El gran papel en la Euroliga no pudo completarse con la clasificación para el playoff, ya que el Caja finalizó la fase regular en novena posición, a sólo un paso del objetivo. La plantilla había generado grandes expectativas, pero Tellis Frank, esperanzador epicentro, no fue el mismo de su etapa en Manresa y otros fichajes tampoco dieron la talla. Anderson volvió a despertar el interés de todos por su ingente productividad, pero su aportación al equipo fue estéril. Romero fue el jugador nacional más valioso, aprovechando la oportunidad que le brindaban para demostrar su valía tras su paso por el Madrid. Petrovic decidió marcharse al final de la campaña, poniendo fin a un ciclo memorable.

 

Plantilla de la temporada 97-98

Temporada 1997 - 1998

Con la marcha de Petrovic se inicia un nuevo proyecto con unas perspectivas muy esperanzadoras. Se fichó a Salva Maldonado, cuyo trabajo en Manresa había sido hasta entonces brillante, ganando una Copa del Rey contra todo pronóstico en 1996.

Además del técnico, se contrató a cinco nuevos jugadores, dos nacionales de gran experiencia, Salva Díez y Manel Bosch; y tres americanos que conocían la liga ACB: Chris McNealy, Stanley Jackson y Deon Thomas. 
El objetivo seguía siendo clasificarse para la fase final de la Copa del Rey y alcanzar el playoff por el título. El equipo empezó bien la temporada, con una victoria sobre el Caja Cantabria (71-70), con una canasta de Jackson sobre la bocina. El Caja siguió fuerte en casa, con sendas victorias ante Barcelona y Tau Cerámica en San Pablo. Antonio Watson, que había sustituido temporalmente al lesionado McNealy, anotó 24 puntos ante el Tau para liderar la victoria (89-83).
Las cosas empezaron a torcerse a partir de aquel momento con dos derrotas in extremis, la primera ante el Valvi Girona (76-77) y la segunda ante el Pamesa en Valencia. A falta de cinco segundos y con 72-75 para el Caja, Thomas falló un tiro libre y Berni Álvarez anotó un triple de 10 metros para mandar el partido a la prórroga. El propio Álvarez hizo 11 puntos en el tiempo añadido para que el Pamesa ganase 90-85. Más dura fue la derrota en Valladolid ante el Fórum, con un mate de Jordi Llorens sobre la bocina que dio el triunfo a los locales por 85-84. Estas tres derrotas y una plaga de lesiones hicieron que el Caja finalizase la primera vuelta con un récord de 8-9. El equipo había incorporado de urgencia al olvidable alero John O’Connell (30 puntos y sólo 7 canastas anotadas en 33 intentos en 19 partidos).
El inicio de la segunda vuelta fue prometedor, con una victoria ante Gran Canaria (87-84) y una derrota digna ante el Barcelona en el Palau Blaugrana (82-79). Sería la primera derrota de una racha de seis seguidas rematada con una paliza en San Pablo ante el Granada (77-95), tras la cual Maldonado fue cesado. Jackson sería sustituido por Randy Woods y, poco después, Pesquera volvería al banquillo cajista. La ovación sincera y cerrada a Pesquera en su vuelta al banco cajista -en casa ante el Real Madrid- fue de las que difícilmente se olvidan. 
El partido ante el Madrid supuso el debut de Jason Sasser, versátil alero de gran capacidad anotadora. Hizo un gran tándem con Woods, eléctrico base de rápido manejo de balón, difícil personalidad pero grandísima calidad. El cambio era un hecho y el Caja jugó el mejor partido de la temporada, ganando al Real Madrid (93-69) con 24 puntos de Woods. En su siguiente partido en casa, el Caja apalizó al vigente campeón de Copa, el Pamesa de Miki Vukovic (88-69). Sasser hizo 20 puntos y Woods se quedó a las puertas del triple doble con 19, 8 rebotes y 9 asistencias. El Caja no sólo ganaba con contundencia, lo hacía divirtiendo a la gente. Un victoria ante el León Caja España eliminaría los fantasmas del descenso, pero sería el último triunfo del Caja en la aciaga temporada 1997-98. El equipo finalizó muy lejos del Play Off con un récord de 13-21, 13º en la fase regular.

 

Plantilla de la temporada 98-99

Temporada 1998 - 1999

La temporada 98-99 comenzaba con un Caja prácticamente desde cero. La directiva se decidió por un entrenador joven, aunque con experiencia sobrada. Javier Imbroda llegaba a Sevilla tras toda una vida entrenando a los equipos de Málaga. Con el entrenador llegaron cinco nuevos jugadores, dos nacionales, Jacobo Odriozola y el exiliado del R. Madrid Mike Smith y tres extranjeros, Andre Turner, Chuck Kornegay y, tras dos, años, volvía Richard Scott.

La temporada se puede resumir con solo dos palabras: mejor imposible. El equipo que creó Imbroda rápidamente quedo constituido como un bloque. Desde el principio dio señales de que haría grandes cosas, consiguiendo en la pretemporada la Liga Andaluza.

Durante la Liga, el Caja se consolida como un gran equipo defensivo, pero que también sabía meter puntos. El primer objetivo conseguido fue el de entrar en la fase final de la Copa del Rey. Para sorpresa de todos, el Caja llegaa a la final, dejando en el camino al anfitrión, el Pamesa Valencia, y al todopoderoso Barcelona. En la final esperaba el Tau Ceramica, que aprovechando los pocos errores que cometió el equipo cajista consiguió el título.

Esto supuso un fuerte golpe para el Caja, que tras la Copa tardó algunos partidos en encontrarse a sí mismo. Poco a poco, y sin duda con el apoyo del entrenador, el Caja volvió a jugar con la constancia defensiva y la presión de partidos anteriores, llegando al final de la liga regular en la tercera posición.

En PlayOff por el título volvía a tocarle, como en la Copa del Rey, el Pamesa Valencia, que venía de perder la final de la Recopa. No lo puso nada facil el equipo de Valencia, pero en un magnmfico quinto partido en el Pabellón San Pablo se logró la victoria.

En semifinales, el R. Madrid. Otra dura eliminatoria, teniendo en cuenta, además, que el equipo de Madrid tenía la ventaja de campo. Pero el Caja no se dejó sorprender y ganó los dos partidos  en el Pabellón de la Ciudad Deportiva madridista. En el tercer encuentro en casa se jugó ante la mayor entrada de espectadores que nunca había recibido el Pabellón de San Pablo. Pero el equipo no pudo mantener el nivel mostrado en Madrid.

No obstante, en el cuarto partido todo fue diferente y el equipo de Imbroda superó sin problema a los madridistas.

En la final otra vez el Barça, como tres años atrás. Y ante todo una gran diferencia, el número de partidos jugados por uno y otro equipo. El Caja llegó a esta eliminatoria habiendo disputado 9 partidos, mientras que el equipo catalán sólo 6. Además, la ACB sólo dejó al Caja descansar dos más, por lo que la eliminatoria quedó sentenciada en los dos primeros partidos en la Ciudad Condal.

Otra vez quedaba el Caja eliminado por el Barcelona por 3-0.

Turner lanza a canasta en el partido de Copa del Rey ante Gran Canaria

Temporada 1999 - 2000

La segunda temporada con Javier Imbroda en el banquillo del Caja San Fernando supuso la continuación del proyecto iniciado tan espectacularmente un año antes. La posibilidad de nacionalización española de Chuck Kornegay hizo que el club le cediera un año a Fuenlabrada, ocupando su lugar el comunitario Paul Fortier, mientras que se ‘españolizó’ con Solana e Iván Corrales un bloque que seguía girando en torno a Turner y Scott, y que volvía a viajar por las mejores canchas de Europa disputando la Euroliga.

Lógicamente, el Caja ya no era el equipo sorpresa y además pagó llevar adelante dos competiciones tan exigentes con una plantilla no excesivamente larga. En la segunda participación de la historia en la máxima competición continental, el cuadro de Imbroda cayó en la segunda fase dejando un buen sabor de la boca a los aficionados.

En la fase regular de la ACB terminó cuarto, mostrando un nivel muy parejo al exitoso año anterior, si bien gran parte del trabajo del año se fue al traste en unos cuartos de final de play off cuando menos extraños. Ante el emergente Tau Vitoria de Querejeta, el Caja sufrió los estragos arbitrales en una eliminatoria conducida a su antojo por Julio César Lamas, el técnico argentino del Tau.

Después de la victoria inicial del Caja en San Pablo, los vitorianos montaron el ‘show’ mediático para presionar a unos árbitros que en el segundo encuentro en Sevilla fueron poco objetivos. Luego, en Vitoria el equipo no estuvo a la altura esperada. Como mal menor, la clasificación para la Copa Saporta consoló al club.

Temporada 2000 - 2001

La apuesta por el proyecto deportivo con Javier Imbroda al frente se mantenía en el Caja San Fernando, aunque pronto se comprobó que el tercer capítulo era el final. La mayoría de los jugadores continuaba y llegaron hombres como Tamames o Cattalini para reforzar un bloque cuyo juego quedó desde el inicio demasiado condicionado por la lesión de Turner.

El Caja San Fernando 2000-01 mantuvo un bloque dirigido por el técnico Javier Imbroda y cimentado sobre los pilares de Andre Turner, Richard Scott, Mike Simth y Nach Romero. Junto a ellos Francesc Solana e Iván Corrales, quienes aterrizaron en Sevilla el año anterior, y los refuerzos de Berni Tamames, Martin Cattalini y el retornado Anderson Schutte.

Una lesión de rodilla durante la pretemporada impidió a Turner comenzar la campaña, lo que influyó en la irregularidad con que el plantel sevillano arrancó la liga. El Caja completó la primera vuelta en décima posición con un balance de 8 victorias y 9 derrotas.

La segunda parte de la competición se desarrolló bajo la misma tónica, con más de un sinsabor de derrotas inesperadas, lo que desembocó en la destitución de Javier Imbroda como entrenador del equipo el 8 de abril de 2001 (tras caer ante el CB Cáceres por 75-63). Tomó las riendas del plantel sevillano Javier Fijo, entrenador ayudante que debutó con victoria en la ACB al imponerse al Ourense por 82-70.

En las siete jornadas restantes de la fase regular el Caja San Fernando sólo consiguió sumar un nuevo triunfo, completando la fase regular en una duodécima posición que lo dejó fuera de la disputa de los Play Off tras dos años consecutivos de lucha por el título.

Plantilla de la temporada 2001-2002

Temporada 2001 - 2002

El italiano Marco Crespi fue el elegido para comandar al Caja San Fernando 2001-02. El proyecto deprotivo se tejió con los patrones que marcó Crespi, sustentado en dos exteriores, Corey Brewer y Antonio Granger, a los que había tenido a sus órdenes con anterioridad. También se incorporaron el británico Steve Hansell, el canadiense Peter Guarasci, el estadounidense con pasaporte italiano Joey Beard y Salva Guardia. Asimismo, Solana accedió a la capitanía en su tercera temporada en el club y el canterano Sergio Sánchez se consolidó en el primer equipo.

Pese a los altibajos iniciales el Caja San Fernando completó una buena primera vuelta que le dio el billete para la Copa del Rey de Vitoria. Allí tuvo la mala suerte de cruzarse en los cuartos con el FC Barcelona, que aun así sufrió para apear a los sevillanos.

Tras el esfuerzo copero el Caja enlazó una primera serie de seis derrotas consecutivas y luego otra calcada sólo separadas por un triunfo en San Pablo ante Unicaja. Al final, balance de 14 triunfos y 20 derrotas que situó al equipo en duodécima posición y le dejó, por tanto, fuera del Play Off.

En lo institucional, José Luis Luna accedió a la presidencia del club en marzo en sustitución de José Antonio Parra, que había cesado en sus funciones en diciembre, dando paso a una nueva etapa.

 

Plantilla de la temporada 02-03 reducida

Temporada 2002 - 2003

Ante la mala experiencia con Marco Crespi en el banquillo, el Caja San Fernando volvió de nuevo la mirada hacia el territorio nacional, optando por traer al banquillo a Gustavo Aranzana, uno de los mejores técnicos españoles de los últimos años.

De esa forma, se atendía igualmente la pretensión del nuevo consejo de administración de ‘españolizar’ la plantilla. El proyecto deportivo comenzó de cero, pues sólo Salva Guardia y Sergio Sánchez continuaban de la anterior etapa.

Esta temporada supuso también la vuelta de Raúl Pérez, el más importante exponente de la cantera baloncestística sevillana. Abrams, Elson, Santangelo, Cazorla, Esmorís y... Slanina, un lituano absolutamente desconocido que apuntaba grandes maneras y del que se esperaba ocupara en breve plaza de comunitario. La realidad demostraría luego que ello iba para largo.

La apuesta del nuevo consejo de administración sirvió para recuperar en gran parte la ilusión de una afición muy quemada por el devenir de las dos anteriores campañas y estuvo hasta el final peleando por los dos grandes objetivos, aunque sin fruto alguno. Cuando el equipo estaba mejor la lesión de Abrams abrió un bache que no impidió, no obstante, que tuviera la Copa a tiro hasta el último instante. Ante el DKV Joventut, en el último partido de la primera vuelta, el Caja se quedó fuera de la Copa.

La decepción no sería nada en comparación con la que quedaba. El cuadro de Aranzana trajo a un NBA, Reggie Slater, para suplir a Abrams y cuando éste volvió aún se llegó al final con opciones. El Caja debía ganar en casa al Lucentum Alicante de Perasovic y Lou Roe, y que se diera una serie de carambolas en los resultados. Al final, se dieron todas las carambolas necesarias pero el equipo perdió en casa en una tarde triste para la afición cajista. Otra temporada más acabando en el duodécimo puesto.

Plantilla de la temporada 03-04

Temporada 2003 - 2004

La segunda temporada de Gustavo Aranzana en el banquillo cajista no implicó una suerte mayor para el Caja San Fernando en la parcela deportiva. La plantilla sufrió diversos retoques con la llegada de Evtimov, Larrañaga y Alvin Jones, y la consolidación de Carlos Cherry. El equipo siguió mostrando atisbos de la irregularidad que le había caracterizado el año anterior, aunque conforme se iba acercando el corte del final de la primera vuelta se elevaba el nivel.

El Caja logró su primer objetivo en una temporada especial: se metió en la Copa del Rey por derecho propio pese a que ya disponía de la plaza de antemano por organizarse en Sevilla. La segunda vuelta comenzó de la misma buena forma hasta que el 18 de enero se obtuvo un gran triunfo en Manresa; en la rueda de calentamiento Raúl Pérez sufrió una lesión de espalda que le haría perderse ya el resto de la temporada.

La baja del capitán coincidió con el comienzo de una nefasta racha que daría con el equipo un año más en la duodécima posición, fuera del play off. El bajo rendimiento de un hombre fundamental como Abrams y de otros llamados a ser importantes como Larrañaga o Alvin Jones determinó un final demasiado gris que daba pie al cambio de aire.

Plantilla de la temporada 04-05

Temporada 2004 - 2005

El Caja San Fernando afrontó la campaña 2004-05 con ilusiones renovadas y un viraje en el timón deportivo que se centró fundamentalmente en el banquillo. Después de los dos años de Gustavo Aranzana, el club realizó una importante apuesta con el objetivo de dar un salto cualitativo que le devolviera a la élite del baloncesto español en la que durante muchos años ha estado codeándose.

El elegido fue nada menos que Velimir Perasovic, una leyenda como jugador que debutaba como técnico un año después de su retirada y tras haber desempeñado labores de director deportivo en el KK Split croata. Su categoría como jugador, su ambición y el hecho de haberse formado en una cantera como la de los Balcanes configuraban un perfil muy atractivo que provocó que se acrecentaran las expectativas en una afición bien acostumbrada a ver a su equipo luchando siempre con los mejores de la ACB.

La apuesta deportiva se sustentó también en la contratación de Lou Roe, uno de los mejores jugadores de la ACB, con el que llegaron también Darren Phillip y Andy Panko. Mientras, hombres como Slanina o Santangelo seguían partiendo como referencias importantes en un bloque con bastante calidad. Roe se convirtió inmediatamente en abanderado de un proyecto que, aun con sus vaivenes desde la pretemporada, realizó una buena primera vuelta. De hecho, el Caja San Fernando sólo se quedó fuera de la Copa del Rey por el básket average tras caer en la última jornada de la primera vuelta ante el Tau Vitoria. El beneficiado de esta situación fue el Unicaja Málaga, a la postre campeón del torneo copero.

La decepción ‘copera’ hizo mella en el equipo, que bajó de forma importante su rendimiento hasta el punto de provocar el cese de Velimir Perasovic, sustituido por Óscar Quintana. También llegó el pívot alemán Robert Maras, uno de los jugadores más altos en la historia del club, para ocupar el puesto del ‘cortado’ Vasco Evtimov. El equipo mejoró su rendimiento, aunque algún partido malo y también alguna trastada arbitral impidieron que se clasificara para el play off por el título.

Plantilla de la temporada 05-06

Temporada 2005 - 2006

Dado que las diferentes opciones elegidas para el banquillo desde la marcha de Imbroda no habían conseguido devolver al Caja San Fernando a su verdadero sitio en la ACB, el club apostó en la temporada 2005-06 por una mirada hacia el interior. El consejo de administración decidió dar la alternativa a Javier Fijo, un técnico criado en la cantera cajista que había secundado a los diferentes primeros espadas que habían ido pasando por el banquillo en los últimos años. Fijo se convirtió en el primer técnico sevillano en entrenar a un equipo ACB, incluido el Caja San Fernando, ocupando el puesto de segundo otro hombre de la casa, Rocky Jarana, hasta entonces en el filial de Liga EBA

La planificación deportiva mantuvo un claro tinte continuista, por cuanto la plantilla preservó la base de la anterior temporada con hombres como Slanina, el capitán Raúl Pérez, Cazorla o el base Carlos Cherry, quien reencarnaba a la perfección la imagen que se quería transmitir. Aparte, se fichó a uno de los mejores bases nacionales, Carles Marco; al croata Branimir Longin, en tanto que Javier Fijo se comprometió a sacar provecho del joven Kaspars Cipruss y apuntaló el juego interior con A. J. Bramlett. La excelente pretemporada realizada dio pie a que en todos los sectores se viera al Caja San Fernando como el más que probable equipo revelación de la temporada.

Nada más lejos de la realidad que trajo el inicio de la competición. Pese a la espectacular exhibición anotadora del primer partido liguero en San Pablo ante el Vive Menorca, el equipo no encontraba su identidad y la plantilla no evidenciaba la química necesaria y que en otras campañas sí se apreciaba con claridad. La derrota en casa ante el CB Valladolid en la séptima jornada liguera hizo saltar las alarmas, al encontrarse el Caja en la 15ª posición con tan sólo dos victorias y con los puestos de descenso acariciándole los talones. El cese de Javier Fijo hizo que el club virara en su apuesta y se pusiera en manos de un técnico experto como el veterano Manel Comas.

Llegado del CB Murcia entonces en la LEB, Comas trabajó a fondo para regenerar la imagen de un bloque con apariencia indolente y demasiado condicionado por las individualidades. Dominando poco a poco un vestuario muy tocado, el preparador catalán consiguió al menos que el equipo reaccionara a rachas. Al final de la primera vuelta seguía en el fondo de la tabla, 16ª y a una derrota del descenso. La reacción que acompañó al inicio de la segunda fase de la competición tuvo un claro punto de inflexión con la derrota cosechada en San Pablo ante el Ricoh Manresa mediando una inexplicable canasta de Albert Olivé cuando sólo restaban 6 décimas para el final del encuentro.

El desenlace minó en demasía la moral de la plantilla, que volvió a tocar su sima ya con los griegos Giannoulis y Kommatos como nuevos referentes. La aportación de ambos resultó escasísima, aunque además el segundo de ellos volvió a endiablar el espíritu del vestuario, más o menos restablecido por Comas. Por fortuna, el técnico catalán, que también contó con el fichaje del pívot australiano Chris Anstey, logró que el equipo remontara el vuelo en un magnífico tramo final. En la penúltima jornada, pese a caer en Vitoria, certificó la permanencia matemática y terminó undécimo en la tabla tras ganar en casa al Gran Canaria, mediando un esfuerzo extraordinario por parte de toda la plantilla y el fundamental apoyo de la afición. El Caja salvó los muebles y aprendió la lección.  

Plantilla de la temporada 06-07

Temporada 2006 - 2007

La temporada 2006-07 arrancó con la continuidad en el banquillo del técnico barcelonés Manel Comas. El bloque de jugadores se renovó casi en su totalidad, repitiendo tan sólo Carles Marco, Carlos Cazorla y Branimir Longin. A partir de ellos se construyó una plantilla ambiciosa con la que se esperaba firmar una temporada menos irregular que la anterior

Como cerebro del equipo se fichó al estadounidense Hollis Price, que estuvo secundado por el ex madridista Filip Videnov y el joven polaco Michal Ignerski. En la pintura, el Cajasol se hizo con los servicios de Demetrius Alexander, Patrick Femerling y Antonio Bueno.

El equipo comenzó la liga con dos derrotas consecutivas (ante el MMT Estudiantes y el ViveMenorca), a pesar de que el plantel sevillano demostró su deseo de completar una buena campaña. Tras estrenarse ante el Etosa Alicante en San Pablo y cosechar una nueva derrota ante el Real Madrid, los hispalenses firmaron una sensacional racha de seis triunfos consecutivos que los aupó hasta la tercera posición clasificatoria.

Pero la tendencia al alza del plantel cajista se frenó en seco. Los de Manel Comas cosecharon cuatro derrotas seguidas que hicieron peligrar la clasificación para la Copa del Rey de Málaga. Ello se vio agravado, además, por la lesión que sufriera Antonio Bueno en su tobillo derecho en el encuentro ante el FC Barcelona de la jornada 11, y que le mantendría de baja durante dos semanas.

Los malos augurios, no obstante, no llegaron a materializarse. El Cajasol se hizo con el billete para la Copa del Rey tras imponerse en la jornada 17 al Fuenlabrada en San Pablo.

Los sevillanos iniciaron la segunda vuelta en negativo, enlazando dos derrotas que lastraron el estado anímico del equipo. Una victoria ante el Vive Menorca (jornada 20) aplacó la ansiedad de cara a la Copa del Rey, donde los cajistas cayeron en cuartos de final ante el Tau Cerámica en un choque en el que se vieron superados desde el inicio (82-73).

Tras la desilusión copera, el Cajasol se centra en la liga, donde sin embargo cosechó dos derrotas, ante Estudiantes (91-78) y CB Murcia (89-81), que mermaron en demasía la moral del conjunto sevillano. El club hispalense toma entonces la decisión de destituir a Manel Comas como técnico del conjunto cajista. El barcelonista abandona el banquillo cajista con un balance de 11 victorias y 11 derrotas y el Cajasol en novena posición.

En su lugar, la entidad sevillana contrata al técnico gallego Moncho López, que ya dirige al equipo en la jornada 23. El entrenador coruñés pone toda su empeño en romper la dinámica negativa en la que se encentra inmerso el conjunto sevillano, pero ello no se acaba traduciendo en resultados. A una serie de una victoria y dos derrotas sigue un triunfo (Pamesa Valencia, 85-74) que da un soplo de aire fresco al plantel sevillano. Sin embargo, el Cajasol pronto se vería sacudido por un desagradable episodio que acabaría con el despido de Demetrius Alexander. El americano se resistió a la autoridad al negarse a pasar un control de alcoholemia cuando conducía camino de su casa en la noche del 25 de marzo, por lo que fue detenido. El Cajasol lo apartaba del equipo el lunes 2 de abril.

Para cubrir su ausencia el club se hizo con los servicios del estadounidense Steven Smith, cuyo rendimiento no alcanzó las expectativas fijadas. El Cajasol cerró la temporada tras sumar una única victoria en los últimos ocho partidos. Se finalizaba así en decimotercera posición la convulsa campaña 2006-07.

Plantilla de la temporada 07-08

Temporada 2007 - 2008

El Cajasol confió la dirección del banquillo sevillano a todo un campeón olímpico: Rubén Magnano. El fichaje del argentino fue acogido con ilusión por la afición cajista, que vio en el reputado entrenador la figura perfecta sobre la que construir un proyecto deportivo sólido. Sólo dos jugadores de la plantilla 2006-07 continuaron en las filas cajistas, concretamente el alero Michal Ignerski y el pívot nacional Antonio Bueno. Se cerraron las incorporaciones del base estadounidense Aaron Miles, del escolta con pasaporte georgiano Tyrone Ellis, de una de las jóvenes promesas del baloncesto español, el escolta Andrés Miso, así como de los pívots Iñaki de Miguel y Andrew Betts. El colofón al equipo lo puso la llegada del ala-pívot griego Michalis Kakiouzis, todo un referente del baloncesto heleno que aterrizaba en Sevilla tras dos fructíferas temporadas en el FC Barcelona.

La campaña, no obstante, no comenzó según lo esperado. El Cajasol no cosechó su primera victoria hasta la quinta jornada liguera, lo que hacía presagiar una temporada difícil. Así fue. El conjunto de Rubén Magnano, a pesar del intenso trabajo, no conseguía traducir el esfuerzo en resultados, llegando así a la decimoquinta jornada de liga en penúltima posición con tan sólo tres triunfos.

Con la idea de reforzar el equipo y revertir la situación, el Cajasol se hizo con los servicios del veterano base Elmer Bennett, que debuta con la camiseta cajista en la decimosexta jornada liguera. El conjunto sevillano finaliza la primera vuelta con un balance de 4 triunfos y 13 derrotas, lo que lleva a la entidad sevillana a destituir a Rubén Magnano como entrenador del equipo ACB. En su lugar, el club hispalense cierra la llegada de un viejo conocido de la entidad de San Pablo, Manel Comas.

De la mano del entrenador barcelonés, el Cajasol experimenta un profundo cambio que posibilita la inversión de la dinámica. El conjunto sevillano firma una espectacular segunda vuelta en la que gana 10 de sus 17 encuentros, lo que hace posible que se cierre la convulsa temporada 2007-08 en una más que meritoria décima posición. Ello, unido a los problemas económicos del Akasvayu Girona, séptimo clasificado al final de la fase regular, hará posible que el Cajasol ocupe la vacante dejada por el plantel catalán en competición europea, lo que permitirá al Cajasol disputar la ronda clasificatoria para la Eurocup.

Temporada 2008 - 2009

La décima posición en que el Cajasol finalizó la temporada 2007-08 supuso la continuidad en el banquillo cajista del técnico Manel Comas. La campaña se abría ilusionante, ya que tras siete temporadas sin disputar competición europea, el conjunto cajista volvería a pasear el nombre de Sevilla por el viejo continente.

La décima posición en que el Cajasol finalizó la temporada 2007-08 supuso la continuidad en el banquillo cajista del técnico Manel Comas. La campaña se abría ilusionante, ya que tras siete temporadas sin disputar competición europea, el conjunto cajista volvería a pasear el nombre de Sevilla por el viejo continente.

Junto a Comas, continuaron en las filas hispalenses el base Elmer Bennett, los escoltas Tyrone Ellis y Andrés Miso, y el alero Michal Ignerski. El plantel se completó con las incorporaciones de los bases Andrea Pecile y Pedro Rivero, los ala-pívots Warren Carter y Dusko Savanovic y los 'centers' Iñaki De Miguel y Mile Ilic.

La ACB arrancó en negativo para los sevillanos, que al igual que el año anterior no consiguieron sumar hasta la quinta jornada, concretamente en un espectacular Real Madrid-Cajasol que se saldó con triunfo cajista en la prórroga (109-116). Paradojicamente éste fue el primer encuentro que el equipo disputaba sin su base referente, Elmer Bennett, quien decidió consumar su retirada del baloncesto tras defender la camiseta cajista en las primeras cuatro jornadas de liga. A pesar del crucial contratiempo que suponía su baja, el Cajasol despidió con gratitud a uno de los mejores jugadores que sin duda habían pisado el parqué de San Pablo.

El plantel sevillano disputó paralelamente la ronda clasificatoria para la Eurocup, en la que se enfrentaría a doble partido ante el ASK Riga. A pesar del deseo de conseguir el billete para la segunda competición europea, el Cajasol cayó derrotado tanto en la ida como en la vuelta de la eliminatoria, quedando así encuadrado en la EuroChallenge.

En lo que a la competición doméstica se refiere, el Cajasol enlazó cuatro derrotas consecutivas que desembocaron en la destitución de Comas como técnico cajista tras la disputa de la novena jornada de liga. Pedro Martínez fue el elegido para hacerse cargo del equipo.

Bajo la batuta del entrenador barcelonés se llevaron a cabo diversos cambios en la plantilla encaminados a aumentar el rendimiento del bloque. Así, tras el fugaz paso por el equipo del base Tyus Edney, que apenas permaneció un mes en las filas cajistas debido a una lesión, el Cajasol dio la baja al ala-pívot Warren Carter, cuya ausencia fue cubierta con el fichaje de Nick Caner-Medley. Asimismo, se cerró la incorporación del base estadounidense DeJuan Collins, que sería ‘cortado’ tan sólo un mes después al no rayar al nivel esperado.

Para reforzar la posición de base, el Cajasol se hizo en entonces (enero de 2009) con los servicios el serbio Branco Milisavljevic. A su llegada se sumó la del pívot Xavi Rey, quien llegó procedente del Regal Barcelona en calidad de cedido. Tan sólo un mes después, el club hispalense tramitó la baja del base Andrea Pecile.

Pero si hubo un antes y un después en la temporada, éste estuvo marcado por el fichaje del escolta Clay Tucker, cuya aportación fue decisiva en la recta final de la liga. La nómina de cambios se cerraría con la baja del pívot Mile Ilic, cuyo rendimiento estuvo muy lejos de las expectativas generadas al inicio de la campaña.

Tras un gran ’sprint’ final (6 victorias en 10 partidos), el Cajasol consiguió finalizar la liga en decimocuarta posición tras alcanzar la cifra de 10 triunfos. En EuroChallenge, el conjunto sevillano logró el pase al Top16, no pudiendo consumar su clasificación para los cuartos de final tras finalizar dicha fase como tercero de grupo.

Plantilla de la temporada 09-10

Temporada 2009 - 2010

La campaña 2009-10 se significó en la historia del Banca Cívica por suponer un claro cambio en la dinámica deportiva, más allá del cambio de color de la indumentaria. El paso del negro al azul coincidió con la apuesta por dar la batuta del banquillo a Joan Plaza, técnico que había debutado exitosamente en la ACB de la mano del Real Madrid. La apuesta se hizo extensiva a un renovado equipo, mezcla de juventud y veteranía, cuya ilusión le permitió rayar a un nivel mayor incluso del en principio previsto.

Con una base de cinco jugadores de la 08-09 (Triguero, Ellis, Savanovic, Miso y Xavi Rey), el entonces denominado Cajasol conformó un bloque aguerrido y versátil con hombres como Calloway, Tariq Kirksay, prolongación de Plaza en la pista; Radenovic, Cabanas, las jóvenes promesas Satoransky y Sastre…Ager, Asselin, Domen Lorbek y Rubén Douglas también formaron parte, más o menos fugazmente, del proyecto.

El equipo acabó la primera vuelta en la sexta posición, por lo que se ganó su participación en la Copa del Rey de Bilbao. La vuelta al torneo del KO, al que no accedía desde la campaña 03-04, se saldó con una digna participación. El bloque de Joan Plaza plantó cara al FC Barcelona, a la postre campeón, dejando un buen sabor de boca que se correspondería con el resto de la temporada.

En la segunda vuelta el cuadro cajista mantuvo el nivel hasta conseguir certificar el billete para el Play Off, circunstancia que no se producía desde la temporada 1999-2000. Ya en la primera ronda por el título, tras finalizar en la sexta posición la liga regular, el Cajasol se midió al Real Madrid. En un enfrentamiento a tres partidos, los sevillanos dieron la campanada venciendo en el primero en la capital de España, aunque luego no pudieron coronar la hazaña en San Pablo. Ya en el tercer partido el Cajasol cayó eliminado, cerrando una temporada muy positiva.

Plantilla de la temporada 10-11

Temporada 2010 - 2011

La temporada 2010-11 quedará en el recuerdo de todos los aficionados del CDB Sevilla por ser la primera en la que el club cajista consiguió disputar una final europea: la Eurocup.

El Cajasol finalizó la temporada 2009-10 en sexta posición, lo que le dio el billete para la disputa de la Eurocup. La aventura europea arrancó el 16 de noviembre de 2010 con victoria a domicilio ante el CEZ Nymburk checo, junto al que resultó encuadrado en la primera ronda con el Hapoel Jerusalem y el VEF Riga.

Con un balance de tres triunfos, el conjunto sevillano logró el pase a la siguiente ronda. Dos equipos que disputaron la Final Four en 2010 (Panellinios y Alba Berlin) y un histórico como la Benetton de Treviso serían los siguientes rivales. El Cajasol firmó cinco triunfos en seis de los partidos del Last 16, haciéndose así con el pase a cuartos, donde se vería las caras con el Budivelnik ucraniano.

Una vibrante victoria en un San Pablo abarrotado (67-49) fue decisiva para que el plantel cajista se clasificara, por primera vez en su historia para una final europea; que disputaría junto a Unics Kazan, Cedevita Zagreb y los anfitriones de la Benetton de Treviso.

En un emocionante e inolvidable fin de semana en Treviso, el Cajasol hizo historia al imponerse en semifinales al conjunto local y hacerse así con el pase a la gran final, donde se vería las caras con el Unics Kazan. En un intenso choque, el plantel sevillano cayó ante los rusos por 92-77, finalizando así su participación en la Eurocup como subcampeón de la competición europea.

Plantilla de la temporada 11-12

Temporada 2011 - 2012

La temporada 2011-12 estuvo marcada por la continuidad. Tanto la del entrenador, Joan Plaza, que por tercer año consecutivo se hacía cargo de la dirección del banquillo sevillano, como la del grueso de la plantilla. Juanjo Triguero, Tomas Satoransky, Txemi Urtasun, Earl Calloway, Joan Sastre y Paul Davis dieron continuidad al proyecto cajista con su permanencia en la entidad hispalene.

No así Tariq Kirksay, uno de los pilares de la campaña 2010-11, quien a pesar de los intentos del Cajasol por renovar la vinculación entre ambas partes decidió no prolongar su estancia en Sevilla. Junto a Kirksay, dijeron adiós Mario Cabanas, Mindaugas Katelynas, Louis Bullock y Kaloyan Ivanov. 

Dichas ausencias fueron suplidas con las incorporaciones del alero argentino Pancho Jasen, quien aterrizaba en Sevilla tras diez años defendiendo la camiseta del Asefa Estudiantes; el ‘cuatro’ Guille Rubio, que llegaba del Unicaja; el también ala-pívot serbio Luka Bogdanovic, proveniente del EWE Baskets Oldenburg alemán y con experiencia en ACB después de haber militado durante dos campañas en el Joventut de Badalona; y el escolta canadiense Carl English, que llegaba del Joventut de Badalona.

El club sevillano comenzó la temporada bajo la denominación de Cajasol Banca Cívica (fruto de la fusión de ambas entidades financieras) y un vistoso cambio en el color de la indumentaria. La primera equipación abandonó el azul de las dos últimas campañas para pasar a vestir de magenta, uno de los colores corporativos de Banca Cívica. El Cajasol arrancó la ACB, desde esta campaña denominada Liga Endesa, con derrota a domicilio ante el Caja Laboral o Baskonia (73-60), aunque el buen juego desplegado por el equipo se vio refrendado por las victorias cosechadas en San Pablo en las dos jornadas siguientes. La primera de ellas ante el Lucentum Alicante (86-61) y la segunda ante el FC Barcelona Regal, en un sensacional encuentro en el que la gran defensa ejercida por el plantel cajista asfixió desde el inicio al que ocho meses después se erigiría en campeón de liga. Mención aparte merece la actuación de Txemi Urtasun, que firmó su récord personal de anotación con 23 puntos, siendo el mejor del equipo con una valoración de 17.

El engranaje sevillano fue día a día cuajando el encaje de sus piezas, lo que se tradujo en la conquista de 10 victorias en 17 partidos que acabaron clasificando al Cajasol para la Copa del Rey 2012, que en esta edición tendría como sede Barcelona. El sorteo emparejó al conjunto hispalense con el Unicaja de Málaga en los cuartos de final, deparando así un derbi andaluz inédito hasta el momento en el ‘torneo del KO’. 

El Palau Sant Jordi acogió la cita histórica con los malagueños como favoritos en casi todas las apuestas. Sin embargo, un combativo Cajasol demostró desde el inicio que estaba firmemente decidido a hacerse con el pase a semifinales. El derbi fue sevillano desde el primer minuto. La dirección del incisivo Calloway, los puntos de Urtasun y Bogdanovic y, especialmente, el excelente trabajo defensivo resultaron claves para que la victoria acabara tiñéndose de magenta.

Los hispalenses llegaron al descanso con 8 de ventaja (28-36), pusieron una marcha más en el tercer cuarto (42-56), con una defensa de clínic, y parecieron sentenciar en el último acto, alcanzando una máxima de 17 puntos. Sin embargo, un 0-12 final del Unicaja le dio emoción a la recta final, hasta que Tepic, con un triple letal, sentenciara y su equipo acabase obteniendo, por doce puntos (65-77), su triunfo más amplio en una Copa del Rey. 

En las semifinales, los sevillanos se cruzaron con un Real Madrid que había eliminado en cuartos al Mad-Croc Fuenlabrada. El Cajasol peleó hasta el final, pero nada pudo hacer ante un Real Madrid que a su ya de por sí espectacular potencial unió una inusitada efectividad del 56% en triples (14/25), con la que fulminó el récord histórico de triples en un partido copero.

El Cajasol desplegó una buena defensa, pero se vio superado por la efectividad y la superioridad física del Real Madrid, especialmente tras la lesión de Carl English cuando más acertado estaba (11 puntos) y cuando más apretaba el equipo en la última reacción. El triunfo acabó siendo madrileño (92-84), pero el plantel sevillano dejó una magnífica imagen compitiendo hasta último segundo.

El club sevillano mantuvo el ritmo en la Liga Endesa y, a pesar de la enorme competencia por estar entre los ocho primeros puestos, los ocho triunfos sumados en la segunda vuelta dieron a la entidad cajista una nueva satisfacción: la clasificación para los playoff por el título.

La séptima posición en que finalizó en la fase regular volvió a unir al Cajasol con el Real Madrid, segundo, en una eliminatoria; aunque en este caso sería a tres partidos. Se reeditaban así los cuartos de final de los playoff de 2010. Los cajistas se quedaron a un paso de dar la campanada en Madrid en el primer partido de la serie, donde cayeron por 82-68. Guiado por un excelso Txemi Urtasun (19 puntos y 18 de valoración) y una magnífica defensa, el cuadro sevillano se repuso de un mal inicio con un gran segundo cuarto, pero sucumbió al final tras pagar en el último acto una polémica jugada que culminó con falta técnica a Pancho Jasen y que cortó el ritmo cajista cuando se escapaba en el marcador. 

En el segundo encuentro de la eliminatoria, disputado en San Pablo, los sevillanos trataron por todos los medios de igualar la eliminatoria, pero acabaron sucumbiendo por 55-82. Pese a empezar por detrás, el cuadro magenta volvió a dar la cara hasta el último cuarto, pero no pudo culminar la remontada. Aun así cerró otra buena campaña con el reconocimiento de su público, que despidió con una ovación a un bloque que indiscutiblemente se ganó el respeto de la liga por su coraje y capacidad competitiva. 

Temporada 2012 - 2013

Tras tres temporadas bajo el mando técnico de Joan Plaza, la campaña 12-13 supuso la llegada al banquillo de Aíto García Reneses, probablemente el mejor entrenador en activo de la historia del baloncesto español. Su currículum y el destacado perfil de formador del preparador madrileño legitimaron la continuidad en la apuesta por la juventud que el club ya había iniciado años antes.

Satoransky y Joan Sastre, ya con cierta experiencia en la Liga Endesa, lideraban una camada que empezaba a mostrar los frutos del trabajo de cantera con jóvenes como Balvin, Beka Burjanadze o los por entonces aun más jóvenes Radicevic y Porzingis. Veteranos como Bogdanovic, Triguero o Tepic ponían el contrapunto de madurez en una plantilla a la que llegaron en verano Bradley Buckman, John Holland y Brian Asbury.

El comienzo no fue bueno y ello marcó la temporada de manera determinante. Los fichajes no dieron la medida esperada, especialmente Buckman, que fue cortado muy pronto. Su sustituto, Robert Dozier, apenas jugó 4 partidos y se marchó por cuestiones personales. Su lugar lo ocupó Latavious Williams, quien hasta su lesión de rodilla en febrero sí resultó importante en la recuperación.

En los diez primeros partidos el equipo sólo pudo lograr un triunfo (74-63 frente al Gran Canaria). Aun así, el club confió en el saber de Aíto y la llegada en diciembre de Williams y Blakney ayudó a que cambiara el panorama con seis victorias en los siguientes ocho partidos.

La posterior lesión de Williams, sustituido por Pops Mensah-Bonsu, coincidió en la segunda vuelta con un mal momento del bloque, aunque cualquier peligro de descenso quedó absolutamente desterrado ya en la jornada 29ª venciendo en la pista del Gipuzkoa Basket (75-77). El equipo finalizó la fase regular de la Liga Endesa en la 15ª posición de la tabla, con un balance de 12 victorias y 22 derrotas.

La competición liguera se compatibilizó esta temporada con la Eurocup, torneo continental del que había sido subcampeón dos años antes. La temporada anterior el equipo había finalizado séptimo, pero accedió como invitado por la renuncia a la plaza del Gipuzkoa. La primera fase fue irregular, si bien se logró el pase al Last 16 tras una espectacular victoria a domicilio (70-76) en la última jornada en la cancha del Crvena Zvezda Diva (antiguo Estrella Roja de Belgrado). En la segunda fase, el equipo cayó eliminado en un Grupo K donde también estaban encuadrados Lokomotiv Kuban, Spartak San Petersburgo y Stelmet Zielona Gora.

La explosión del ‘Baby team’ de Aíto

La segunda temporada de Aíto en el banquillo se fue al notable muy muy alto, por no decir al sobresaliente. Pese a la irregular campaña anterior, el club llevó a la máxima expresión su apuesta por la juventud y por la cantera, y acabó recogiendo el fruto al trabajo de muchas personas y de bastantes años.

Aíto sublimó su capacidad para modelar y sacar partido a los jóvenes talentos, y el equipo fue de menos a más hasta acabar la fase regular en la 7ª posición (18-16 de balance), con dos victorias de ventaja sobre el noveno.

Ello certificó una plaza en la Eurocup 14-15 y el pase al Play Off, donde los pupilos del madrileño estuvieron a punto de, como se dice por estas tierras, ‘formar un gran lío’ en la Liga Endesa. En cuartos de final de la lucha por el título, pusieron contra las cuerdas al Valencia Basket, segundo clasificado en la fase regular y pocas semanas antes flamante campeón de la Eurocup. Sólo en un final de infarto en el tercer y decisivo partido en Valencia pudieron los locales sortear el trance ante una tropa de talentos desahogados que llegaba al final de campaña al máximo nivel.

Probablemente nadie lo hubiera imaginado al inicio de temporada, cuando tres derrotas seguidas parecieron pintar un ejercicio similar al anterior. La tercera, especialmente dura por producirse ante el CB Valladolid, que había estado a punto de no iniciar la liga y que no paraba de cambiar jugadores por impagos; marcó un punto de inflexión. Aquel 81-68 de un sábado de octubre significó para el plantel tocar la sima.

La semana siguiente el equipo reaccionó sometiendo al Laboral Kutxa (82-62) e iniciando una serie de cuatro victorias seguidas que sería el trampolín definitivo para la plantilla más joven de la competición. De pronto, la base de jóvenes del año anterior con Satoransky, Sastre, Balvin, Porzingis, Radicevic, Beka Burjanadze y el también joven Latavious Williams empezó a carburar con la aportación de los fichajes (Mata, Bamforth, Franch y el cedido Willy Hernangómez).

El equipo se mantuvo toda la primera vuelta en la lucha por los puestos que daban acceso a la Copa a pesar del importante contratiempo que supuso una nueva lesión de Latavious Williams. Fue el único pero a la gran victoria lograda en Bilbao con triple sobre la bocina de Satoransky el 14 de diciembre de 2013 en la jornada 10ª.

Dos semanas después llegaba su sustituto, Marcus Landry, que no pudo adaptarse mejor al buen rollo que había en el vestuario y que dio un salto de calidad al equipo. El plantel de Aíto se quedó fuera de la Copa con sólo un triunfo menos (8) que el 6º (CAI Zaragoza).

Ya con la aportación de Landry y con la posterior llegada a finales de marzo de Alex Urtasun, el equipo logró diez victorias en la segunda vuelta que lo metieron en el Play Off. Tras caer duramente en el primer partido de cuartos en Valencia, se logró un gran triunfo en San Pablo (84-78) y en el desempate, de nuevo en la Fonteta, el equipo se quedó a un tris de forzar la prórroga (87-84).